El Museo
El Centro
El Páramo
Los mejores amigos no se olvidan
Nada como los buenos amigos para sobreviir en tierras lejanas o extrañas. El páramo es un lugar en cierto modo
hostil si no tenemos buenos amigos. Durante nuestra estadía de cinco años en Mucubají, hicimos muchos amigos.
Lamentablemente, no están todos representados en estas fotografías pero quienes están en ellas fueron tal vez los
más cercanos y consecuentes.  Vaya a ellos nuestro aprecio y agradecimiento por su constante apoyo.
Manuel y Magaly, Kike y Mary, Max y Nidia, Luisito y Naty, Marleny, Laura, Janet, Kika, José el arriero, Edicta y Alberto (Beto) Ramírez, los guardaparques Cheo,
Alirio y Torito. El inefable Juan Félix Sánchez, José el de las Mantecadas de San Rafael, Thomás el muy recordado "Don colibrí", Federico el estudioso de los
Siotes, los esposos Piba y sus hijos, Rafael y sus hermanos y  los demás que faltan por mencionar que cuando la memoria regrese de vacaciones los  
integraremos a la lista.
Doce años mas tarde, Natalie y Federico Guiller dos de nuestros  jóvenes amigos de Mucubají
se reencontraron y se casaron, y en noviembre de 2008,  tuvieron un niño varón a quien bautizaron Lothar.
Bienvenido Lothar, al salón de la fama de los amigos de Mucubají!
Tus abuelitos naturales, Nydia y Max, y tus abuelos adoptivos, Machela y Carlos, te dan la bienvenida!